Hormigas Cortadoras, información detallada y… ¿SON UNA AMENAZA?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

A las hormigas cortadoras de hojas se las puede llamar de esta forma a cualquiera de las 47 especies de hormigas que forman los géneros Atta y Acromyrmex. Ambos tipos tienen muchas cosas en común pero físicamente son muy diferentes, cosa que veremos más adelante.

hormigas cortadoras

Esta clase de insecto está especializada para vivir en zonas boscosas y con gran follaje, aunque las colonias las podemos encontrar con mayor facilidad en plantaciones, granjas, en las zonas más jóvenes de un bosque o incluso en la selva.

 

En cuanto a su físico, las hormigas siguen el mismo patrón que todas las anteriores:

 

garfios afilados que salen de las cabezas para defenderse de los depredadores.

 

Ciclo de vida de las hormigas cortadoras de hojas

 

Su desarrollo se compone de las mismas cuatro etapas; huevo, larva, pupa y adulto.

 

El sexo de la futura hormiga dependerá del tipo de huevo que se ponga; si el huevo no está fertilizado saldrán machos, pero en caso contrario saldrán hembras.

 

Hay que tener en cuenta que en función del ambiente en el que se encuentren, pertenecerán a una de las cuatro castas explicadas a continuación.

 

Después de tres semanas o así, los huevos comienzan a romperse y dan paso a las larvas. Como hemos visto que hay dos géneros de estas hormigas, vamos a describirlas un poco a cada una:

 

  • Las tipo Atta: sus larvas se alimentan de las secreciones de otras hormigas y de huevos no fertilizados de los que saldría un macho. Tras pasar cuatro semanas comienzan a generar unos capullos a medida que se van metiendo en ellos, pasando así a la fase de pupa. Emergen como obreras después de otras cuatro semanas.

 

  • Las larvas de tipo Acromyrmex crecen en el jardín o cultivo de hongos, aunque las pobres son un poco despistadas ya que son incapaces de alimentarse por si mismas. Tienen que ser cuidadas por hormigas adultas.

 

Una vez que se ponen los huevos, todos son iguales puesto que la casta o escalafón resultará de las condiciones en las que se desarrollen las larvas, controladas por la clase obrera.

 

Cuanto mejores condiciones tengan y mayor cantidad de alimento se les proporciones, mayor rango tendrán , o sea que las que tengan el buche llenito podrán ser hormigas reina, y las que no, serán simples pero valiosos soldaditos.

 

La reina es la hormiga más grande de todas y puede continuar con sus funciones entre 10 y 20 años, siendo el único individuo capaz de reproducirse.

 

Vive mejor que quiere, en una cámara individual con cuidados y protección 24 horas.

 

¿Cómo son las colonias o nidos de las hormigas cortadoras de hojas?

 

El hormiguero es prácticamente como cualquiera de los otros vistos, es subterráneo con un montículo en la superficie de todo el material extraído durante la perforación de los túneles.

 

Puede llegar a tener un diámetro de 10 metros y hasta 6 metros de profundidad, en el cual pueden haber hasta 2000 cámaras con un volumen de 20 metros cúbicos.

 

Las cámaras se pueden dividir en dos tipos:

 

  1. las de desperdicios con un tamaño considerable, se encuentran en el perímetro del nido y se usan para almacenar las hormigas muertas y los deshechos de los hongos usados.
  2. Y las cámaras donde se encuentran los cultivos de hongos que da alimento a la colonia y guarda a las larvas y las pupas.

 

Normalmente la colonia cuenta con numerosos conductos y agujeros o aberturas que tienen un papel importante en la ventilación.

 

Con todo el movimiento de las hormigas y una plantación de hongos en su interior se genera mucho calor en el interior, por lo que el aire caliente sube por estos conductos hasta el exterior, permitiéndose una renovación del aire a través de las aberturas que están en el perímetro del hormiguero.

 

Ciclo de vida de la colonia

 

Como ya hemos visto, las colonias se componen por miles de individuos, pero en este caso la forman millones, por lo que podemos decir claramente que esta especie domina el centro y el sur de América.

 

Para que esto pueda ser así, cuando llega la temporada de lluvias, los machos y hembras con alas abandonan, todos a la vez, sus colonias formando parte así de un vuelo denominado revoada o nupcial en el que las hembras se aparean (o lo intentan) con todo macho que pueda, los cuales mueren después, hasta llegar a recolectar el esperma suficiente, unos 280-300 millones, para fertilizar los futuros huevos y formar así la colonia.

 

Una vez conseguido el objetivo, las hembras pierden las alas por lo que deben buscar un lugar óptimo para fundar la colonia, normalmente un lugar subterráneo y con la ilusión y misión de crear un cultivo de hongos.

 

Esto puede ser posible ya que la reina guarda en una cavidad bucal trozos del micelio del hongo del antiguo nido.

 

Aquí en la colonia, la hormiga reina es la única que puede poner huevos, hasta miles cada día, siendo la mayoría de ellos futuras obreras y el resto, un número muy reducido, serán las hembras y machos capaces de reproducirse.

 

Trabajo en la colonia de este insecto

 

Por todos es sabido que la colonia es un enorme nido subterráneo conectado por túneles y que se compone de diferentes rangos o castas, de las que destacan la hormiga reina (de unos 22 milímetros de longitud), el macho (de 18 milímetros) y las obreras (de entre 2 y 14 milímetros).

 

En función de ello y de su tamaño, desempeñan cada una su labor en la colonia, lo que comúnmente se conoce como una división de tareas.

 

Se produce un polimorfismo biológico claramente diferenciado tanto en las Acromyrmex como en las Atta, es decir, se establecen cuatro castas o clases diferentes de hormigas corta-hojas, que son:

 

  • Los mínimos, con cabezas de menos de 5 mm, son los curritos más pequeños que se ocupan de cuidar los hongos.

 

  • Los menores son algo más grandes que los anteriores (cabezas entre 1,8 y 2,2 mm) y van siempre en grandes grupos por las columnas de alimentación, lugares que guardan con mucho celo de los intrusos ya que son capaces de atacar si ven amenazada sus provisiones. Ayudan a descartar los desperdicios y cuidan de las larvas más grandes y atienden las necesidades de la reina.

 

  • Las medianas (forrajeras o excavadoras) son los que se encargan de recolectar, es decir, que cortan y transportan los trozos de hojas hasta la colonia para alimentar al hongo. Al tratarse de un trabajo tan peligroso, las hormigas más viejas son las que se arriesgan el pellejo. También excavan nuevas cámaras.

 

  • Y por último, las mayores (soldados), como su propio nombre indica son las de mayor tamaño, con una cabeza de unos siete milímetros. Se dedican principalmente a defender a capa y espada su casa de desconocidos, aunque también es sabido que son muy serviciales ya que ayudan al resto de hormigas limpiar los caminos de alimentación y a cargar con grandes restos para llevarlos a la colonia.

 

El gran peligro que sobrevuela el trabajo de estas hormigas, se conoce como mosca Phoridae, parásitos asquerosos que matan a las pobres hormigas que están trabajando mientras les pone huevos dentro de la cabeza.

 

¿Qué pueden hacer las hormigas cortadoras de hojas para evitarlo?

 

La única solución es utilizando a las mínimas como escudo protector, es decir, que las colocan encima de la hoja que están llevando en ese momento y si ataca la mosca Phoridae las mata, pudiendo así la hormiga trabajadora llegar con la hoja a la guarida.

 

Queda decir que entre las Acromyrmex y las Atta existe una gran diferencia en cuanto al tamaño dentro de la colonia, siendo las segundas más polimórficas.

 

¿Por qué cultivan hongos?

 

Es lo primero que me pregunté cuando supe de la existencia de este tipo de hormiga. Y la conclusión a la que llegué es, que las cortadoras de hojas necesitan el hongo para sobrevivir y que el hongo las necesita a ellas para mantenerse vivo.

 

Los hongos de los que estamos hablando son de la especie Agaricaceae , los cuales van cultivando a base de alimentarlos con las hojas y flores recién cortadas.

 

Además las hormigas se preocupan por tenerlo a salvo de mohos y plagas, puesto que podrían causar un grave daño a la colonia.

 

Algo muy curioso de esta especie, es que son terriblemente sensibles a agentes químicos o bacterias, por lo que saben de antemano si lo que están recogiendo es perjudicial o no para su jardín de hongos.

 

Lo obvio es que las hormigas son transportadoras de hongos, las cuales además lo cultivan, y lo utilizan para alimentar a las larvas y a las propias hormigas adultas.

 

¿Por qué nos suponen una amenaza?

 

La hormiga cortadora de hojas es considerada una de las principales plagas a causa de los grandes daños que provocan en los ecosistemas.

 

Es capaz de dejar pelado un tallo o una rama sin ningún problema, ya que en cuanto crecen plantas nuevas las sinvergüenzas las devoran.

 

Ataca distintos tipos de planta por lo que dañan cultivos, pastizales, malezas, árboles de gran importancia ecológica y forestal e incluso especies de jardín.

 

De entre todos ellos plantas como la yuca, el cacao, el maíz, la fresa, el mango, la caña de azúcar y el eucalipto, entre otros, son los que más les gusta.

 

Todo esto hace que las plantas más dañinas proliferen en las zonas que van devastando a su paso, ya se sabe, mala hierba nunca muere.

VIDEOS DE HORMIGAS CORTADORAS DE HOJAS

IMAGENES DE HORMIGAS CORTADORAS