Remedios caseros para acabar con los piojos y que no te piquen

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Los piojos, esos insectos tan pequeño que solamente con escuchar su nombre, producen tal escalofrío que recorre todo el cuerpo y comienza a picarnos la cabeza de una manera incontrolable.

piojos y liendres

Ya no sé si es porque da mucho asco pensar que es posible tener semejantes bichos en el pelo o porque desgraciadamente sabemos de primera mano lo que es padecer una plaga de “pipis”. Es una experiencia que no se recomienda pasar a nadie.

 

Si tienes piojos es un problema y gordo, aunque si tenias previsto un cambio de look a corto plazo, raparse la cabeza es un buen comienzo. En fin… dejémonos de bromas y hablemos de este tema que es delicado y muy serio. Tener este tipo de plaga no es nada agradable.

 

¿QUÉ SON LOS PIOJOS Y LAS LIENDRES ?

 

Los piojos (phtirápteros) son insectos, concretamente parásitos, que se alimentan de cualquier mamífero y ave del que pueda chupar la sangre.

 

Por si nos parece escasa una sola especie, os aclaro que existen más de 3.200 tipos distintos de piojos aunque solamente unas pocas son las que se hospedan en humanos, como son:

 

  • Piojo de la cabeza o Pediculus humanus.
  • Piojo del cuerpo o Pediculus humanus corpis
  • Liendres/piojos del pubis o Pediculus humanus pubis.

 

Nosotros nos centraremos en este caso en los piojos de la cabeza, aunque podéis encontrar también información de los otros dos tipos, accediendo a través de sus respectivos enlaces.

 

¿De dónde vienen los piojos?

 

Pues estos tienen su origen en un insecto parasitario áptero, es decir, un insecto sin alas, los cuales viven en la cabeza de la gente y se alimenta de nuestra sangre en cantidades muy pequeñas. Cantidades mínimas pero ¡nos chupan la sangre!

 

Aspecto Físico de los Piojos

 

Estos parásitos son pequeños puesto que miden entre 2 y 3 milímetros de longitud, con un cuerpo aplanado y unas uñas que terminan en forma de garra que les permite engancharse fuertemente al cabello y moverse con toda libertad y agilidad a través del mismo.

 

Un piojo se compone de tres partes o secciones diferenciadas como son cabeza, abdomen y tórax. En la cabeza tiene un par de antenas cortas pero visibles y formadas por cinco segmentos; los ojos están hacia la parte posterior de la cabeza; y su mandíbula es de tipo picador-chupador. El tórax está comprimido, con las patas formadas por 5 segmentos y provistos de una uña cada uno de ellos en forma de gancho.

 

Son muy, pero que muy molestos y además toca-narices, porque son realmente complicados de eliminar.

 

Que quede muy claro, que el que una persona tenga piojos no significa que sea poco aseada o una guarra, ya que estos insufribles parásitos se propagan por entrar en contacto con superficies que hayan sido utilizadas por personas o animales infestados.

 

Pasan el mayor tiempo posible en el hospedador, y es ahí cuando el macho fecunda hasta un total de 18 hembras, cada una de las cuales coloca los huevos durante un período de tres a cinco semanas, con un total de hasta 8 huevos al día. Imaginaros la cantidad que se puede llegar a tener sólo con una hembra poniendo huevos.

 

Los huevos también son conocidos como “liendres” los cuales se quedan bien sujetos al pelo gracias a una saliva que actúa como si fuera pegamento instantáneo. Estas son de color blanco y las podemos localizar principalmente muy cerquita del cuero cabelludo para que pasen desapercibidas y pensemos que es caspa.

 

Una vez puestos en el hospedador tardan unos 10 días en madurar y dar origen a una ninfa, las cuales sufrirán tres mudas hasta convertirse en adultos.

 

Ciclo de vida de las liendres o piojos

 

El ciclo completo de vida se da cuando los huevos están depositados en los cueros cabelludos de los cuerpos humanos. En condiciones normales tiene una duración  de alrededor de cuatro semanas y no son capaces de sobrevivir más de dos días sin sus anfitriones.

 

Por este motivo se mueven con gran facilidad y son capaces de propagarse a otras cabezas gracias al uso compartido de peines, ropa de cama o incluso prendas de vestir. Para evitar este hecho, todas estas prendas deben ser lavadas a altas temperaturas.

 

¿QUÉ ENFERMEDADES CAUSAN LOS PIOJOS?

 

La enfermedad que causan estos insectos se llama pediculosis. Ésta es conocida por sus síntomas inconfundibles como el picor en la cabeza provocado por la saliva que cubre las heridas que deja la picadura del piojo.

 

La irritación que causa puede llegar a ser muy intensa, lo que hace que nos rasquemos con más ganas y fuerza, pudiendo llegarnos a producir rasguños en la piel o incluso infecciones.

 

El piojo no se anda con tonterías y afecta igual a cabellos limpios como a cabellos sucios.

 

Siempre que exista un piojo vivo habrá riesgo de contagio, ya sea directamente a otra persona como a cualquiera de sus accesorios personales o ropa.

 

La zona de detrás de las orejas y la nuca son las zonas más expuestas y por consiguiente las que más afectadas se ven por estos insectos.

 

¿CÓMO Y DÓNDE PODEMOS ENCONTRAR PIOJOS?

 

Principalmente donde podemos encontrar piojos es en la cabeza de los seres humanos, en mascotas como los perros, e incluso en las aves, dependiendo todo ello del tipo de piojo puesto que no todos afectan a los mismos sujetos.

 

Los piojos ni vuelan ni saltan sino que se transmiten por contacto directo con superficies infestadas de estos parásitos, y suelen desarrollarse en entornos cerrados, como las aulas de las escuelas.

 

Da igual que se tenga el pelo corto o largo, en los seres humanos podemos destacar dos zonas muy concretas de la cabeza donde fácilmente podremos descubrir a estos indeseables parásitos, como son las cercanías del cuero cabelludo, en la base del cuello, y detrás de las orejas. Estas zonas son las más expuestas a la transmisión y contagio de estos parásitos.

 

Y aunque parezca mentira, también los podemos localizar en dos partes de nuestra cara como son las pestañas y las cejas debido a que también contienen pelo.

 

¿CÓMO NOS AFECTA EL PIOJO?

 

Aunque ya conocemos que no afectan a nuestra salud, sí podemos decir que nos afectan psicológicamente, puesto que en la sociedad actual no está bien visto el tener piojos.

 

Hay que aclarar, que aunque no sean transmisores de enfermedades, los piojos pueden causarnos irritación extrema y evitar que la sangre se coagule, lo cual supone un riesgo también.

 

El mayor detector ante una infestación de piojos (porque uno sólo nunca te vas a encontrar) es el gran picor en el cuero cabelludo, el cual genera un residuo de color negro que aparece en la parte posterior del cuello que no es otra cosa que los excrementos de los piojos.

 

Tener piojos no es plato de buen gusto para nadie, y lo digo con conocimiento de causa… no lo había pasado tan mal en mi vida.

 

Cuando eres pequeño te hacen pensar que si tienes piojos es porque eres un guarrete por no lavarte, así que aun siendo el niño o niña más limpio del mundo, saber que tienes piojos te dá mucho bajón, y mucho más si se enteran otros niños (ya se sabe que pueden llegar a ser muy crueles).

 

Por eso hay que tener mucho cuidado con lo que decimos muchas veces puesto que podemos hacer un mundo de algo que tiene una solución fácil, y que además es muy común aunque nos intenten convencer de lo contrario.

 

El problema de los piojos debe ser un tema que se trate con naturalidad ya que es algo que nos puede afectar a cualquiera, por muy limpios que seamos, aunque también es cierto que son los niños quienes más los padecen.

 

¿CÓMO ACABAR CON LOS PIOJOS?

 

Ya sea de una manera u otra, lo que siempre se debe hacer es lavar con agua caliente y detergente toda la ropa, sábanas y toallas que haya estado en contacto con la cabeza infestada, para disminuir la probabilidad de que los piojos se propaguen a otras personas.

 

Es importante saber que estos parásitos huyen de la luz, por eso hay que hacer un trabajo de chinos para poder revisar el pelo entero, y contar con alguien que nos quiera mucho y tengan mucha paciencia para repasarnos la cabeza.

 

REMEDIOS CASEROS CONTRA LOS PIOJOS Y LAS LIENDRES

 

Para acabar con los piojos mediante remedios caseros podemos encontrarnos con una gran variedad de tratamientos, entre lo que destacamos los siguientes:

 

  • Tratamiento capilar con ajo y eucalipto
  • Extracción manual (ármate de paciencia y dispón de mucho tiempo libre)
  • Vinagre para matar piojos y liendres: una vez que te hayas lavado bien el pelo, vierte vinagre por el cabello y el cuero cabelludo principalmente y frótalo bien. Cuando lo hayas hecho, aclárate el pelo brevemente para eliminar los que hayan podido desprenderse. Te quedará el pelo además de protegido, con mucho brillo. Realiza este paso cada vez que te laves el pelo.

 

Para acabar con las liendres, podemos usar un peine de dientes metálicos y con mínimas distancias entre ellos para que estas queden atrapadas al no poder pasar a través de los mismos.

 

Primero vierta aceite de oliva sobre el cuero cabelludo para hacer que se despeguen, y pase el peine de metal una vez que le hayamos echado miel lo cual ayudará a que estos se queden más fácilmente en el peine. Una vez finalizado el proceso deberemos lavar de nuevo el cabello para quitarnos el residuo de miel que haya podido quedar.

Otra opción es parar el peine sobre el cabello sin embadurnarlo de miel. El resultado será el mismo pero nos puede llevar algo más de tiempo.

 

Estos peines metálicos se pueden encontrar en las farmacias, parafarmacias, en cualquier supermercado e incluso en tiendas de mascotas.

 

PRODUCTOS QUÍMICOS CONTRA LOS PIOJOS y las liendres.

 

Las lociones y champús que contienen permitrina al 1% suelen funcionar muy bien. Se pueden encontrar en cualquier farmacia o parafarmacia y comprarlos sin necesidad de receta.

 

Si estos productos no funcionasen, le recomiendo que se acerque a ver a su médico para que le recete algo más fuerte. Siempre debe acordarse de usarlo según las indicaciones puesto que si no se hace como es debido, ya sea por exceso de uso o por una manera equivocada, puede producir efectos secundarios.

 

Para usar un champú que nos haya recetado el médico primero debemos enjuagarnos el pelo y a continuación secárnoslos; después hay que aplicar el medicamento recetado por todo el pelo y por el cuero cabelludo; después de esperar 10 minutos con el mejunje en la cabeza, nos o tenemos que enjuagar.

 

Después de unas 8 o 12 horas nos revisaremos el pelo en busca de piojos o liendres que hayan podido quedar, pero siempre deben estar muertas puesto que sino es así debe ponerse en contacto con su médico antes de realizar un tratamiento nuevo.

 

Para eliminar los huevos o liendres, puede usar productos que hacen que la sustancia pegajosa se debiliten y no se agarren con tanta fuerza al tallo del pelo. Algunos detergentes para lavar platos pueden ayudarnos a acabar con esta plaga.

 

¿CÓMO PREVENIMOS EL CONTAGIO DE PIOJOS Y LIENDRES?

 

Para evitar tener una mala experiencia de sufrir esta plaga o para impedir que se repita, te damos una serie de consejos para ello:

 

  • Cepíllate el pelo todos los días y comprueba que sale limpio.
  • Recuerda no intercambiar complementos en caso de tener piojos para que no se los puedas pegar a nadie, y viceversa.
  • Revísate la cabeza cada cierto tiempo si estás en contacto con niños.
  • Puedes seguir usando vinagre para impedir que los piojos acudan a tu cabello.