Combate los pulgones de tus plantas con remedios caseros fácilmente

Los pulgones (Aphididae) es una especie de insectos hemípteros y van de la mano con las cochinillas, moscas blancas y las cicádelas. Su cuerpo es de forma ovoidea, son suaves, de color negro o verde. Normalmente te los encontrarás apelotonados y en grandes masas en la superficie de tus plantas, principalmente en las partes tiernas de las mismas; estas son tanto hembras como sus larvas.

Esta plaga provoca grandes daños sin ningún miramiento a las plantas, a las que pican y les chupan los jugos que contienen.

pulgones

El pulgón es de las plagas que más abundan ya que pueden estar en cualquier planta formando colonias gigantescas.

 

Si tienes alguna, aunque sea en pequeñas proporciones, vas a poder comprobar su existencia ya sea por todos las que haya o por el aspecto de tus plantas las cuales perderán su brillo natural, se van deformando y se van muriendo poco a poco.

 

Características y aspecto físico del pulgón

 

Podemos encontrar a este bicho de diferentes colores: Verdes, negros, naranjas, amarillos, rojos… y con un tamaño de entre 1 milímetros y 3 milímetros.

Son muy fáciles de localizar en primavera y en verano, ya que en estas fechas gracias a la calidez y la humedad que hay en el ambiente, se ve muy favorecida esta plaga con una gran actividad para atacar todo vegetal que se encuentren.

 

Los ciclos de vida y reproducción de los pulgones

 

Digo “ciclos de vida” porque no solo tienen 1, sino que dependiendo del tipo de pulgón que tengas como plaga o el tipo de planta donde se esté hospedado, tendrá diferentes maneras de crecer y reproducirse.

 

Existen dos clases:

 

Especie Monoecias:

 

Los que pertenecen a ésta, se caracterizan porque sólo habitan en una única planta, sobre la cual se da lugar las diferentes generaciones de pulgones, alternando entre las mismas los dos tipos de reproducciones (asexual y sexual).

 

Para la reproducción sexuada, aclarar que se da siempre en el período del otoño. Para su distinción los machos tienen alas a diferencia de las hembras, pero los órganos bucales de ambos son realmente pequeños y no les permite alimentarse.

La hembra pone un único huevo “de invierno” el cual no eclosionará hasta la estación primaveral. Es por entonces cuando da lugar a una hembra “fundadora” áptera, y normalmente vivípara, la cual será quien de origen a la nueva colonia de pulgones mediante una reproducción por partenogénesis.

El resto de hembras derivadas de ésta “fundadora” se diferencian por tener un menor tamaño y por ser menos fértiles. Aunque con esta distinción, es por este motivo el rápido crecimiento de las colonias, dando lugar a las plagas.

Al igual que en otras especies, para poder propagarse y fundar otras colonias, también aparecen nuevas hembras aladas “virginóparas”, las cuales inician de nuevo el ciclo de origen. Para ello, tras todo el período de germinación de las colonias, las últimas hembras aladas “sexúparas”, depositan huevos indistintamente si son machos o hembras, de los que nacerán los individuos sexuados que depositarán de nuevo el ya explicado huevo “de invierno” cerrando así el ciclo.

 

Especie Heteroecias:

 

Al contrario de la anterior, viven en varias plantas durante las diferentes épocas del año, también dependen en qué estación del año empiezan a propagarse como plaga así como del tipo de planta en el que se encuentren.

 

En este caso, el huevo “de invierno” es depositado en una especie vegetal concreta (huésped primario) y sobre ésta misma habitará tanto la hembra “fundadora” como el resto de hembras ápteras y la colonia.

Las hembras aladas “virginóparas” se trasladan a otras especies vegetales a la anterior (huésped secundario) en la que se generan otras hembras partenogénicas conocidas como “exiliadas” las cuales darán lugar a otra plaga.

En la llegada del otoño entre estas últimas, aparecen las “sexúparas” que volarán de regreso (vuelo de retorno) al huésped primario. Puede ser de manera absoluta cuanto toda la colonia se muda de huésped, o facultativa que se da cuando sólo una parte se muda al huésped secundario. En cualquiera de los casos, será en el huésped primario donde se darán lugar a la generación sexuada previa al huevo “de invierno”.

En cuanto a la reproducción tenemos poco más que decir ya que va unida al apartado anterior; hemos visto que depende del tipo de planta en la que estén viviendo, pero concretar que hay dos tipos: los pulgones ovíparos, que son los que ponen huevos, y que pasan el frío invierno como tal por hembras sexuales (ciclo de vida holocíclico); y los vivíparos, que son los que dan lugar a crías vivas en vez de poner huevos.

 

Cómo saber si tenemos pulgones en las plantas

 

Para tener cierto control sobre nuestras plantas y poder llegar a saber si están infestadas de pulgones, existen varias fases o etapas de la planta o cultivo que nos pueda indicar que esté afectada.

 

Cuando vayamos a tratar una planta hay que irse a mirar el envés de las hojas, sobre todo la de las plantas nuevas que hayas cultivado o que están brotando. Éstas son sus preferidas sobre todo las que están más sanas y menos maduras, y si están ahí es que tienes que tomar medidas contra los pulgones con insecticidas de forma inmediata.

 

Si por el contrario, has examinado tus plantas y no has encontrado indicios pero te encuentras con que las hojas están medio pegajosas y tienen una especie de mucosidad negrilla o tiene manchas amarillas con tonos verdosos, ten por seguro que en esa planta no estarán pero muy lejos no andan, sobre todo si mientras el análisis has encontrado hormigas. Esto se debe a que éstas van después para acabar con la faena del pulgón.

 

Para concluir, no se nos puede olvidar comentar que otro indicio de que tus plantas se están viendo afectadas por la presencia o acción de una plaga de pulgones, es que éstas hayan dejado de dar frutos o incluso que estén muertos. Esto se produce porque el pulgón provoca el frenazo del crecimiento de los mismos, o incluso secarlos por completo debido a un contagio vírico  en el transcurso de un gran festín.

 

 

Remedios caseros para combatir el pulgón

 

A continuación vamos a dejar plasmados unos cuantos remedios caseros para matar pulgones, algunos tipos de venenos para plantas e insecticidas contra los áfidos:

 

Cola de caballo

 

La cola de caballo, al igual que la infusión de cebolla y ajo, pero con la diferencia de que se debe fumigar exclusivamente a las plantas. Sobre todo hay que tener en cuenta que el ambiente en el que se aplique esté seco y soleado; por lo tanto la primavera y el verano son las mejores estaciones para aplicar este insecticida casero.

 

Ajenjo

 

Esta planta tiene una doble función y que nos viene a las mil maravillas para hacer de insecticida y de repelente de estos insectos a la vez.

 

Tanaceto

 

Con 300 gramos de tanaceto y 10 litros de agua hacemos una infusión; hervimos el agua y añadimos la hierva, la dejamos reposar y fumigamos las plantas con ella. Al tener piretrinas en altas dosis, prácticamente su único uso es como insecticida casero.

 

Infusión de ajo

 

Para poder utilizar este remedio vamos a necesitar un pulverizador, en el que verteremos los siguientes ingredientes: Cogemos un par de ajos, los pelamos, los metemos en un litro de agua del tiempo o caliente,  y los dejamos en reposo durante 24 horas.

 

Pasado este tiempo, ponemos a hervir el agua con el ajo y lo dejamos enfriar. Si tras este proceso observas que el agua contiene grumos, pásala por un colador cuando la estés colando al pulverizador. De esta forma tendremos la infusión lista y preparada para fumigar nuestra planta tranquilamente.

 

Infusión de cebolla

 

Con la infusión de cebolla debemos realizar el mismo proceso que con la infusión de ajo desarrollado previamente.

 

Manzanilla

 

Con la manzanilla vamos a hacer lo mismo que en los dos pasos anteriores pero en vez de pulverizar la disolución sobre las plantas, la colamos en un recipiente y lo aplicamos sin diluir sobre ellas.

 

Jabones

 

El jabón también suele ser bastante efectivo para tratar esta plaga. Con un litro de agua y una cucharadita de jabón neutro removemos y mezclamos en condiciones, y simplemente con pulverizar esta mezcla sobre la planta será suficiente y un remedio sencillo para evitarlas… O por lo menos para prevenir pulgones.

 

Plantas repelentes

 

Con este nombre se dice todo, y las mejores plantas para este propósito son el romero, la lavanda, la menta, el cilantro, la salvia, la albahaca y la Melisa. Con unas cuantas de estas especies alrededor de las plantas que pueden llegar a ser afectadas o en alguno de nuestros cultivos, será más que suficiente.