Como eliminar ratas con remedios caseros. Datos, ciclo de vida y tipos.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Las ratas, los ratones… roedores en genera (Rattus)l, una serie de plagas que vienen perdurando siglo tras siglo, pero que cada vez se ven menos.

 

Que no os engañe esta frase, al igual que nosotros los humanos, esta especie animal se ha adaptado a lo largo del tiempo con gran facilidad y son capaces de vivir e incluso desarrollarse en cualquier sitio, fuera de nuestra vista o alcance, y sin que seamos conscientes de ello.

ratasCuando pensamos en las ratas podemos tener dos visiones de ellas: Una como ese animalito simpático que ayuda a Cenicienta y que come queso de bola, y la otra y más próxima a la realidad, como un roedor sucio, malo y transmisor de enfermedades.

 

En está página, veremos los distintos tipos de razas existentes en el mundo y desarrollaremos los más comunes, la manera más eficaz de acabar con ellas en caso de plaga y la manera de prevenir su presencia, entre otros tantos temas.

 

Cómo es una rata y qué hábitos tiene

 

Desde bien pequeñitos, todos reconocemos las ratas con facilidad, ¿cómo no vamos a saber hacerlo? Si aparecen en la gran mayoría de los cuentos infantiles!! Pero a medida que nos hacemos mayores… las historias van cambiando, hasta llegar a darnos cuenta de la realidad de estos animales, ¡qué gran decepción!

 

Las ratas son animales mamíferos y forman parte de la familia de los roedores, pero a la parte fea de esta, ¿o no? ¡A ves, si en todas las casa pasa lo mismo! Yo por suerte pertenezco a la parte agraciada…jajaja.

 

Bromas a parte, todas son muy similares en cuanto a su fisonomía, pues tienen el cuerpo alargado, un hocico puntiagudo y unas orejas muy flexibles que alcanzan el borde de su gran ojo cuando las estiran hacia delante. Su cola también es fina y alargada, casi igual de grande que el cuerpo, y casi desnuda de no ser por unas pequeñas escamas y algo de pelo corto.

 

El color del pelaje suele ser marrón, aunque claro, dependerá de la especie… lo que si que se cumple para todas es que son peludas como ellas colas, y que la zona del vientre es siempre de un color más claro.

 

Como ya hemos dicho, según la especie de rata varían ciertos aspectos, como es el caso del tamaño. La mayoría pesan entre 95 y 240 gramos, aunque las hembras siempre son algo más ligeras que los machos, y tienen una longitud de entre 17 y 21 cm, con una cola igual de larga.

 

Una propiedad de la cola de las ratas que casi nadie sabe, es que es una excelente herramienta, y encima de serie, que les sirve para controlar sus saltos, como si fuera una barrar de equilibrio cuando camina sobre tuberías, cables o cuerdas, e incluso mientras nada.

 

La alimentación de las ratas y otros roedores es básicamente omnívora, aunque suelen haber preferencias en función de la especie, como en todo. Así, los ratones se decantan por los granos de cereal, la rata común se pirra por la carne y la rata negra por la fruta, la verdura, los cereales y las nueces.

 

Ciclo de vida

 

Como ya hemos dicho, son mamíferos, y para poder explicar el ciclo de vida de las ratas, hay que empezar dejando claro que es una especie que se reproduce muy rápidamente cuyo período de gestación dura aproximadamente un mes.

 

Tras este tiempo, llegarán al mundo entre 5 y 22 ratitas, las cuales la rata madre pondrá en el interior de un nido qué habrá ido haciendo durante este periodo utilizando restos vegetales y pelo ya sea que se le cae a la propia rata o que encuentran por ahí.

 

Las crías, como era de esperar, nacerán siendo muy pequeñas, de unos 5 o 6 gramos de peso, sin pelo, con los ojos cerrados y más sordas que una tapia, capacidad auditiva nula. Da cosica imaginárselo, así que mejor ¡os dejo una foto!

 

Cuando las crías se alimentan a través de las mamas de la madre (las hembras tienen 5 pares de mamas, dos pectorales y tres inguinales.) y comienzan a crecer, hay que hacer referencia al desarrollo de las hembras, ya que habiendo transcurrido únicamente de 5 a 6 semanas ya son lo suficientemente maduras como para comenzar a reproducirse… están muy adelantadas.

 

Por el contrario, los machos tardan unos días más, que en comparación con nosotros los humanos, es mucho tiempo. Un vez alcanzado este período, se da el pistoletazo de salida para que puedan iniciar el nuevo ciclo reproductivo.

 

Tipos de ratas

 

Aunque todos tengamos una idea de cómo es una rata, lo que no sabemos es que existen entre 56 y 65 especies diferentes. Dos de ellas, la rata parda y la rata negra son las más extendidas a nivel mundial y las podemos encontrar principalmente en el entorno urbano, vamos que están entre nosotros y son igual de cosmopolitas.

 

Este tipo de ratas han llegado a todos los rincones a la par que nuestra evolución, es decir, a la vez qué se viajaba de un lado a otro por tierra, ríos y mares llevábamos con nosotros a estos roedores. Gracias a su capacidad de adaptación han podido desarrollarse y crecer en poblaciones de cualquier parte del mundo.

 

Ni qué decir tiene, que sin ser conscientes de ello, transportábamos con ellas numerosas enfermedades; con un único mordisco de este animal y podías irte al otro barrio sin saberlo, en menos tiempo del que te imaginas. Hoy en día somos conocedores de cualquier enfermedad vinculada con las ratas, así que estamos preparados al 100% ante un contacto con uno de estos mamíferos.

 

Estos animales en cualquiera de los dos casos se cuidan y miman como el que tiene el que tiene un perro, o un conejo. Las ratas que han sido criadas en cautividad, han sido entrenadas de una manera fácil ya que es una especie muy inteligente, pases de aprender muchas cosas, siempre buscan la manera más fácil de llegar a su objetivo.

La fiabilidad y el nivel de peligro en cuanto transmisión de enfermedades depende del número de generaciones existentes entre la actual rata doméstica y la primera rata salvaje.

 

Como ya hemos dicho hay muchísimos tipos de ratas pero la manera más rápida de distinguirlas para nosotros es entre las ratas domésticas y las ratas urbanas, aunque sí que es cierto que dentro de cada uno siempre tiene su especie.

 

Ratas Domésticas

 

Rata de laboratorio

 

Tal y como indica su nombre, estos roedores son utilizados en investigaciones científicas. Su origen procede de las anteriores ya mencionadas, las domésticas.

 

Ratas Urbanas

 

Para dejar un poco de lado el aspecto dulce y bonito de estos animales empezaremos a hablar de la verdadera cara de las ratas, nada que ver con las anteriores, aunque compartan la genética.

 

Rata negra

 

(Rattus rattus) o rata de campo, es un roedor que viene del bosque del sureste de Asia, es por ello que les gusta hacer las madrigueras en lugares secos. Una vez ha escogido el lugar, le cuesta mucho abandonarlo.

 

 

Rata marrón

 

(Rattus norvegicus) o rata de alcantarilla, también provienen de los campos de Asia, las cuales después de llegar a europa llegan a las ciudades.

 

Qué enfermedades transmiten las ratas

 

No me voy a andar por las ramas, este tema es muy serio y la mayoría de la gente no lo sabe, pero una mordedura de rata puede hasta matarnos. Estos pequeños mamíferos transmiten enfermedades como la peste, la salmonelosis, el cólera, la rabia o incluso la hepatitis, entre otras muchas.

 

Un de estas infecciones mundialmente conocida y padecida en su día por muchísimas personas fue la peste bubónica durante la Edad Media, la cual provocó miles de muertes.

 

Las enfermedades que los animales son capaces de transmitirnos a los seres humanos se conocen con el nombre de zoonosis; y ¿cómo lo hacen? Pues se puede producir el contagio simplemente a través de un contacto directo con el animal a través de su mordedura, o de forma indirecta como por ejemplo si comemos o bebemos agua contaminada tras haber estado en contacto directo con el animal o con sus excrementos, ya que en estos se encuentras diferentes parásitos.

 

En cualquiera de los dos casos padeceremos los mismos síntomas, sin importar la intensidad de estos; como fiebre aguda, dolor articular y linfadenopatía… no todos somos iguales, así que no los sufriremos de la misma manera.

 

También podríamos tener fiebre hemorrágica, la cual es muy peligrosa y que se produce por culpa de una infección tras entrar en contacto con fluidos, como orina o sangre, de roedores enfermos. Si esto es así, tenemos un serio problema.

 

De manera esquemática y a modo informativo, pasaremos a describiros de manera más detallada las diferentes enfermedades mencionadas:

 

  • Rabia: Tanto animales domésticos como personas son los más expuestos a esta infección. Se transmite a través de la saliva de los roedores, gracias a sus cariñosos mordisquitos. Después de tan amable gesto, podremos notar tos, calambres, fiebre, dolor de cabeza y vómito, y para terminar, por si esto no fuera poco, tendremos alucinaciones y nos volveremos muy locos para finalmente darle la bienvenida a la parca. OMG!!

 

  • Salmonelosis: Aunque no os lo creáis también nos la puede contagiar, únicamente sentáramos en contacto con heces contaminadas de estos bichos. Nos puede producir dolor abdominal, diarrea, vómitos y fiebre.

 

  • Ébola: Esta no hace mucho que la hemos tenido presente… hizo mucho daño a nivel internacional y lo peor es que no se podía hacer nada. Muy mal.

 

  • Fiebre de Haverhill: muy maja ella… nos presenta al señor escalofríos, al dolor de cabeza y al dolor muscular, que vienen con flamante compañía como inflamación de las articulaciones de todo el cuerpo. Hay que tratar esta enfermedad muy bien o sino nos afectará a la “patata”.

 

  • Leptospirosis: Se trata de una infección por culpa de una bacteria que se encuentra en la orina de nuestra simpática amiga, que tras el contacto ocasiona ictericia y fallo renal en pocos días tras el contacto.

 

Es fundamental tener un buen control de la población de ratas y ratones en nuestro entorno, es decir un buen control de plagas.

 

Debe quedarnos bien claro que para evitar una zoonosis, no nos basta con matar al animal en sí sino que tenemos qué desinfectar 100% cualquier superficie que haya podido estar en contacto con él.

 

Cómo sé si tengo ratones o ratas en casa

 

Como hemos visto anteriormente los nidos y las madrigueras de las ratas pueden estar en el subsuelo o a pie de calle; lugares accesibles y donde se pueda llevar fácilmente comida, agua y una temperatura correcta.

 

Debemos tener especialmente cuidado en la cocina y el baño, pero si tenemos jardín no nos debemos olvidar de está zona. Si nuestra casa o bloque de pisos está a pié de calle, tiene soportales o maceteros con plantas altas, las ratas se pueden colar en cuanto vean un hueco, e incluso pueden entrar por la puerta principal y subir por las escaleras… son únicas y desconcertantes!

 

¿Qué indicios nos pueden avisar de la intrusión de ratas en casa? Aquí os enumero unos cuantos que pienso son importantes:

 

  • Ruidos extraños durante las horas de sueño en paredes o suelos.
  • Excrementos y orina junto a los zócalos o en los cajones.
  • Nidos en armarios o en muebles de madera como cómodas o aparadores. Suelen hacerse con restos de ropa o cartón.
  • Agujeros en cajas de cortón, ropa, cables o envases.

 

DESRATIZACIÓN PASIVA: Consejos para evitar tener ratas en nuestro hogar

 

Debemos saber de antemano que no es fácil ni rápido librarnos de las ratas, no se consigue con un chasquido de dedos. Sin embargo, con el mínimo esfuerzo y constancia se puede llegar a conseguir.

 

Dependiendo de dónde vivamos, los riesgos existentes y que debemos evitar serán distintos; no es igual una persona que viva en el campo a que viva en la ciudad, ni lo mismo es habitar un bajo que un segundo piso…

 

  • Los roedores, que habitarán en alcantarillado o en el subsuelo, querrán buscar comida, por lo que deberemos tener cuidado porque intentarán entrar en casa por los sistemas de saneamiento, trepando por las tuberías.

 

Un mantenimiento de las zonas comunes como portales, jardines o garajes, evitará su aparición.

  • En caso de viviendas situadas en sótanos, entreplantas o en mitad del campo, se recomienda instalar malla en las ventanas o persianas para evitar que entren por las noches.
  • Comprueba que no existen grietas en su casa ya que también pueden colarse por ahí. Si esto fuera así, te recomiendo que las tapes con yeso o masilla… y si no te fías de ti mismo, llama a un albañil.
  • No hay que acumular papel ni cartón en casa.
  • Cierra siempre la tapa del cubo de la basura, y no te olvides de cerrarla y sacarla a diario para que no se acumule la mierda, cacho marrano!
  • Si existe algún polígono industrial o nave abandonada y donde se acumula basura, te recomiendo que lo pongas en conocimiento de las autoridades ya que por mucho que cuides tu casa, si esta zona esta sucia, la proliferación de estos animales está asegurada.
  • Otra opción es contratar a un servicio de limpieza o de control de plagas para que se encarguen de ellas. Realizarán todas las labores de higiene que se necesiten para eliminarlas y para evitar que vuelvan a aparecen.
  • Mantén limpia tu casa, este es el mejor y más efectivo método para evitar que aparezcan roedores.
  • Mantén la comida fuera de su alcance, guardándola donde es debido, nada de dejarla encima de la mesa o en la encimera de la cocina, siempre en recipiente hermético.
  • Si en casa tienen algún animal doméstico, incluso si son ratas domésticas, el pienso debe dejarse cerrado y en lugares de difícil acceso para los roedores.

 

Más consejos para combatir ratas

Además de mantener tu casa limpia y segura aplicando estos consejos, podemos utilizar diferentes productos naturales para ahuyentar a ratas y ratones de manera que no pongamos en peligro a estos animalitos… Algunos de estos son:

 

  • Salsa con Tabasco: menudo aroma suelta! No se verá a un solo roedor cerca de una mota de esta salsa, que se hace además con agua y detergente… menuda mezcla! Puedes rociarlo sobre las paredes y el suelo de tu casa, y te aseguro que no verás ni uno!
  • Cebolla: no es el método más efectivo pero es el más sencillo, económico y rápido de conseguir. Puede colocar una cebolla en rodajas en los posibles accesos a los nidos de ratas, aunque te aseguro que no durará mucho.
  • Menta: Consigue unas cuantas hojas de menta y combínalas con agua para hacer una infusión de esta planta. Echa en un difusor esta mezcla y rocía pareces, suelos, grietas… cualquier lugar por donde pienses que puede entrar un animal de estos en casa.

También puedes hacer bolas con gasas o algodón impregnadas de esta mezcla, y colocarlas en el perímetro de tu vivienda en las zonas de paso.

  • Amoniaco: Como en el caso anterior, puedes mezclar amoniaco con agua y rociar la mezcla por las posibles zonas de paso y acceso de los animales, les hará creer que ronda por la casa uno mucho más grande y peligroso y las ahuyentará. ¿Cuál es el mayor problema de este método? Pues que se trata de un olor extremadamente fuerte también para nosotros, por lo que se debe tener mucho cuidado.
  • La pimienta cayena, la canela y el clavo, son otras especies tanto de planta como de especia, que también desprenden un fuerte olor y alejan a estos incómodos ocupas.
  • Algo también natural pero que se relaciona con las ondas y el sonido, son los transmisores de frecuencias por ultrasonido puesto que las ratas no son capaces de soportarlas.

 

DESRATIZACIÓN ACTIVA: cómo eliminar ratas

Remedios caseros para eliminar ratas

 

La forma más natural de terminar con las ratas es tener de vecino un ave rapaz, como halcones, búhos, águilas o lechuzas entre otros, pero visto que no todo el mundo tiene la suerte de vivir en el campo al aire libre, dejaremos esta opción para los que vivan en granjas o tengan explotaciones agrarias.

 

La opción más rápida para todo buen hijo de vecino, es hacer o comprar una trampa con pinza abierta con un cebo. La rata, tan contenta y confiada, se mete para coger el trozo de comida que se haya dejado, y cuando cree haber conseguido un manjar, la pinza se cierra y atrapa al bichejo.

 

Una primera mezcla hecha con mantequilla y HBO2 actúan gracias a las propiedades de ambos componentes: uno abre el apetito del animal y el otro lo elimina con más facilidad que el bicarbonato.

 

Una vez hecha la masilla, se hacen bolitas y se dejan por el perímetro de la casa o por donde consideremos un fácil acceso para estos mamíferos.

 

Os recuerdo, que si sirve eso para matar a animales tan pequeños, ni qué decir tiene que son igual de peligrosos para nosotros y más para los pequeños de la casa, siempre deben estar fuera de su alcance.

 

Finalmente se puede hacer un matarratas casero a base de cebos en cajas: cogemos dos partes de bicarbonato sódico, una parte de azúcar y una parte de harina, bomba que cuando la rata se la come, hace que le deje de funcionar el sistema digestivo y la deja patas arriba.

 

Aunque hay que ser sinceros y decir que esta técnica dará resultado pero a largo plazo, se empezará a ver resultados al rondar el mes y medio.

 

Matar ratas con el uso de raticidas o matarratas

 

Antes de actuar contra estos “lindos” animalitos, siempre aconsejo intentar eliminar el problema mediante métodos naturales que las ahuyenten… aunque siempre quedan los remedios químicos que actúan de forma más rápida y definitiva; estos son los raticidas.

 

Todos y cada uno de los tipos de matarratas, se componen de algún elemento que forma parte de la base de la alimentación de estos animales.

 

Deben colocarse siempre en pequeñas cantidades pero ampliamente repartidas por todo el entorno, ¿y esto por qué? Os preguntaréis… pues porque las ratas sólo comen un 10 por ciento de su peso, así que les será más fácil adquirir suculentos manjares de pequeñas proporciones y nos garantiza una mayor eficacia.

 

Cuidados a tener en cuenta con el manejo de raticidas

 

Siempre se debe tener cuidado a la hora de manejar estos productos ya que son muy tóxicos, algunos de los cuales describimos a continuación:

 

  • En forma de bloques: perfectos para nuestras invitadas más grandes, ya que son resistentes al agua y a la humedad.
  • De pasta: suelen colocarse en las paredes. Es el más recomendado en caso de vivir en sitios con gran humedad.
  • Con vitamina D: Su función es absolver el calcio en sangre de las ratas y ratones, lo que les provoca problemas en su organismo provocándoles finalmente la muerte. Suena muy cruel, pero este matarratas es así.
  • Cebos con forma de semillas: Están pensados para los más pequeños de la casa. Su forma les atrae, y con un dosificados se va añadiendo el veneno para que es varios días les digamos chaito!
  • De una sola ingesta: tarda escasas 24 horas en hacer su magia. Son realmente letales y debemos tener cuidado de donde los pongamos para evitas que los niños de la casa tengas acceso a ellos, e intentar usarlo siempre fuera de casa.. Un ejemplo es la brometalina.
  • Anticoagulantes: Son venenos letales y muy eficaces, que modifican el metabolismo del animal, provocando que la sangre no les coagule, y provocan su muerte. Las ratas que se alimentes de este animal contaminado transportan este veneno a su madriguera eliminando así a unas cuantas más sin tener que remangarte mucho para ello.
  • Agudo: Si las ratas consiguieran adaptar su metabolismo a los anticoagulantes por alguna extraña razón, este tipo de matarratas sirve para acabar con ellas.

 

Hay que tener en cuenta que estos venenos también son tóxicos para nosotros y el resto de animales, es por ello que tenemos que cuidarnos de exponernos a ellos.

 

Cuando vayamos a eliminar las ratas muertas que puedan haber tras utilizar estos matarratas, hay que recordar que no tenemos que tocarlas; nos ayudaremos de un recogedor para meterlas en una bolsa y sacarlas al momento de casa.

 

Medidas preventivas a seguir

 

Al igual que en cualquier trabajo que se realiza utilizando productos químicos, se deben adoptar una serie de medidas que nos prevengan de todos los peligros que conlleva su uso y la exposición al mismo:

 

Utiliza guantes de protección para manejar el recipiente así como de mascarilla y gafas de protección.

 

En el caso de la manipulación de las ratas muertas, te recomiendo que:

 

  • Para recoger el cuerpo del delito, utiliza siempre guantes y ayúdate con el cepillo, el recogedor o una pala. No dejes que entren en contacto con tu preciosa piel ya que, al estar infectados de parásitos, pueden contagiarte todo…
  • ¡Ojo con colocar algún matarratas cerca de los niños o de tu mascota! Pueden contraer alguna que otra enfermedad o algo peor…
  • Intenta no matar a las ratas dentro de las paredes de la casa, pues cuando estas mueran , la descomposición de los restos provocará un olor infernal y tóxico.